Mi bebé está de nalgas, ¿cómo voy a parir?

Preparación al parto con Mater Training

Hasta el año 2000, cuando una mujer tenía al bebé colocado de nalgas (es decir, con los pies por delante o sentado como un indio), en la mayoría de los casos se esperaba a que se pusiese de parto, igual que si estuviese de cabeza. Únicamente cuando se sospechaba que el parto iba a ser dificultoso o de mucho riesgo se programaba una cesárea. Se sabía que este tipo de partos eran más difíciles, que se complicaban, que tenían ciertos riesgos para el bebé, pero en ese año una publicación lo cambió todo. Se trataba de un estudio que confirmaba las sospechas de los profesionales. En él se revisaban todos los artículos publicados hasta el momento sobre este tema, y se demostró que habían más complicaciones en los casos de parto vaginal de nalgas. Por este motivo los expertos empezaron a recomendar la cesárea como la opción más segura. Así pues, desde entonces hasta ahora el número de cesáreas realizadas por presentación podálica se ha disparado. Y, por este motivo, los médicos que se han formado a partir de entonces no han adquirido tanta experiencia en atender este tipo de partos como los de generaciones anteriores.

En cambio, a día de hoy se intenta recuperar la posibilidad de atender partos vaginales a mujeres con su bebé colocado de nalgas, en casos concretos, siempre y cuando se traten de embarazos de bajo riesgo y cumplan una serie de condiciones que auguren el éxito del parto. Y es que después de este estudio que cambió la manera de actuar en estos partos han salido otros que no lo ven tan claro, o que dejan la puerta abierta a seguir investigando sobre el tema.

Pero la cesárea sigue siendo una opción válida y segura en estos casos. Quizás algunas de estas cesáreas se podrían evitar dejando evolucionar el parto de forma espontánea, siempre y cuando se cumpliesen unos mínimos de seguridad y la mujer estuviese dispuesta a intentarlo, previamente informada de las posibles complicaciones de una y otra opción. Y es que la cesárea no deja de ser una cirugía mayor y una cicatriz en el útero, con sus consecuentes riesgos, pero el parto vaginal también puede complicarse cuando el bebé está de nalgas. Existe un mayor riesgo de lesiones en los nervios que controlan el movimiento de los brazos (por estiramiento del cuello), de retención de la cabeza (requiriendo la extracción con fórceps), de expulsión de meconio, y ciertamente para el bebé es más dificultoso nacer de nalgas que de cabeza. Y esto motiva que muchas mujeres opten por la cesárea cuando se les da opción de elegir.

¿Quién decide la vía del parto en estos casos?

Desde luego el ginecólogo/a que controla el embarazo tiene mucho que decir, pero los futuros papás también. Nos encontraremos profesionales que nos ofrezcan ambas posibilidades (como hemos dicho, siempre que se cumplan todos los requisitos para garantizar la seguridad del parto vaginal). Pero también nos puede ocurrir que nos recomienden una de las dos opciones (cesárea o parto vaginal). La última palabra siempre la debe tener la paciente, la cual, bien informada (la información correcta es fundamental), puede decidir de qué manera quiere dar a luz. También es importante tener confianza en nuestro profesional de referencia.

Ahora lo expondré desde el punto de vista profesional: si por ejemplo tenemos una paciente que cumple los requisitos necesarios y quiere intentar un parto vaginal pero nosotros no se lo podemos ofrecer (por falta de experiencia en este tipo de partos o porque creemos que la cesárea es la opción más segura), lo correcto es dirigirla a otro profesional que conozcamos y que sepamos que sí le va a asistir. Y, por supuesto, hay que tener en cuenta que durante cualquier parto puede ser necesaria una cesárea por diversos motivos, y esto también puede ocurrir en el caso de las nalgas.

Así pues, lo fundamental es confiar en el profesional que nos controla el embarazo, informándonos correctamente de todas las opciones y decidiendo la opción que nos ofrezca mayor confianza y seguridad.

By | 2017-05-30T11:16:47+00:00 8 marzo, 2015|0 Comments

About the Author:

Médico Especialista en Obstetricia y Ginecología en el Hospital General de Catalunya y Clínica del Vallès. Enamorada de mi profesión y comprometida con la Atención a la Salud de la Mujer.

Leave A Comment

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies