Estrés y fertilidad

estres-i-fertitlitat

Muchas parejas preocupadas tras meses de buscar embarazo habrán escuchado esta frase de familiares, amigos o incluso profesionales: “cuando os relajéis lo conseguiréis”. ¿Quién no conoce a alguna pareja con un embarazo espontáneo a la espera de alguna técnica de reproducción asistida? ¿Qué hay de cierto en esta afirmación?

La revista médica Human Reproduction ha publicado un estudio de investigadores de Michigan que relaciona el estrés con la concepción. Se trata de un estudio de cohortes, es decir, de seguimiento de sus participantes, en el cual participaron 501 parejas norteamericanas.

¿Cómo lo hicieron? Determinaron en la saliva de las mujeres tanto el cortisol como la alfa-amilasa, que se consideran marcadores bioquímicos de estrés. De estas 501 parejas, 401 terminaron el estudio, y entre ellas hubo 347 mujeres embarazadas. Los investigadores midieron el tiempo hasta la concepción en forma de ciclos menstruales, y consideraron esterilidad cuando no hubo embarazo tras 12 ciclos.

No se encontraron diferencias en los niveles de cortisol. En cambio, al dividir a las mujeres en tres grupos según los niveles de alfa-amilasa salivar, se observó que las mujeres con niveles superiores tenían menor tasa de fecundidad, con más ciclos hasta la concepción que las que se encontraban en el grupo con menores niveles. Además, se observó que las mujeres con mayores niveles de alfa-amilasa salivar tenían el doble de probabilidad de presentar esterilidad (es decir, 12 meses de relaciones sexuales frecuentes sin protección sin conseguir embarazo) que el resto.

¿Significa esto que reduciendo el estrés conseguiremos embarazo? ¿O que los problemas de fertilidad sean debidos al estrés? No necesariamente, ya que el embarazo depende de muchos factores, y también pueden existir otros problemas asociados. Pero sí que se está trabajando en esta dirección, por ejemplo asociando terapias como la acupuntura a los tratamientos de reproducción asistida con el objetivo de disminuir el estrés y la ansiedad, u ofreciendo terapia psicológica complementaria. Y no son pocas las parejas que quedan embarazadas de forma espontánea, después de años de búsqueda, a la espera de un tratamiento de fertilidad. ¿Será casualidad? ¿O el hecho de relajarse y dejar de contar días realmente influye?

A pesar de estos hallazgos, no se puede decir a una pareja que lleva más de un año buscando embarazo que cuando se relajen ya lo conseguirán. Tras doce meses de búsqueda, o seis si la mujer tiene más de 35 años o si existe algún problema ya conocido, lo aconsejable es consultar con el ginecólogo e iniciar un estudio básico de esterilidad. Aun así, no estará de más reducir el estrés y tener unos hábitos de vida saludables.

En este enlace se puede consultar el estudio de Michigan:

http://humrep.oxfordjournals.org/content/early/2014/03/06/humrep.deu032.full.pdf+html

By | 2017-05-30T11:16:50+02:00 2 abril, 2014|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies