Hipopresivos: ¿la solución en el posparto o una moda?

Hoy en día podemos practicar gimnasia abdominal hipopresiva en multitud de lugares. La imparten en gimnasios, en grupos de gimnasia posparto, también te la puede enseñar un entrenador personal y, por supuesto, en centros de fisioterapia. Esto nos debe llevar a varias preguntas: ¿En todos estos lugares encontraré profesionales capacitados para ello?¿Será igual de útil en todos ellos? ¿Tan importante es practicar este tipo de gimnasia? ¿Será suficiente con ella para recuperarme en mi posparto? ¿En qué consiste exactamente? ¿Tan novedoso y fantástico es el método que ahora todo el mundo habla de ello?

Pues bien, intentaré aclarar éstas y otras dudas sobre los ya famosos hipopresivos.

Este tipo de gimnasia abdominal no es una novedad. La desarrolló a finales de los 80 Marcel Caufriez, un fisioterapeuta dedicado al estudio del suelo pélvico. Él observó como en el posparto las mujeres luchaban una tras otra por conseguir la misma figura de antes de su embarazo, haciendo abdominales clásicos para tonificar la faja abdominal y recuperar aquella maravillosa cintura. Pero este tipo de gimnasia es catastrófica para el suelo pélvico, aumentando las disfunciones como la incontinencia o el prolapso, lo que le llevó a idear una gimnasia abdominal que fuese beneficiosa para la faja abdominal, pero sin efectos secundarios sobre el suelo pélvico. Fue así como surgió la gimnasia abdominal hipopresiva, que posteriormente ha desarrollado otras aplicaciones.

¿Pero qué es exactamente? Se trata de una terapia global (pues abarca a todo el conjunto de músculos y órganos abdominales y pélvicos) que consiste en realizar una serie de ejercicios posturales y respiratorios rítmicos hipopresivos. Es decir, consigue disminuir la presión dentro del abdomen, tórax y pelvis y, a la vez, una activación de la musculatura del suelo pélvico y del abdomen. Todo ello gracias, mayoritariamente, al trabajo del diafragma.

gimnasia-preparacion-al-parto-mater-trainingSu utilidad en el posparto está más que demostrada. Con su práctica constante se consigue una corrección de problemas tales como la urgencia miccional (en la que hay que correr para poder llegar al baño) o la incontinencia de orina, y se consiguen beneficios como la tonificación de la musculatura abdominal y pélvica.

Aquí es donde viene la gran duda: ¿es suficiente con practicar este tipo de gimnasia para una correcta y completa recuperación? ¡Pues no! La recuperación del posparto, en la mayoría de ocasiones, requiere de una reeducación y valoración completa del suelo pélvico. Para ello es recomendable realizar una revisión ginecológica y/o fisioterapéutica especializada. El fisioterapeuta o ginecólogo especializado nos indicará y guiará en el uso de otras herramientas como los ejercicios de Kegel, el masaje perineal, o la electro-estimulación o bio-feedback. Ahora bien, está claro que es muchísimo más favorable realizar este tipo de gimnasia que los clásicos abdominales, o que quedarse en casa lamentándose por haber perdido aquella fantástica silueta, sin atreverse a hacer nada por recuperarla por miedo a los escapes de orina. Creo que la facilidad de acceso a esta gimnasia es un gran inicio del largo camino que queda por recorrer (pues, desgraciadamente en nuestro país, la correcta recuperación de la mujer en el posparto sigue siendo una asignatura pendiente).

¿Podemos practicarla en el embarazo? Es muy importante que quede claro que durante el periodo de gestación está contraindicada su práctica pues, entre otras cosas, puede desencadenar contracciones. Además de las embarazadas, las personas que sufren hipertensión o problemas renales graves, tampoco deberían practicarlo.

Para acabar, deciros que la realización de estos ejercicios requiere de una técnica que muchas veces es difícil de adquirir. En nuestros cursos encontraréis una clase donde nos centramos en esta gimnasia y os explicamos con ayuda de vídeos cómo realizarlos. En todo caso, la principal recomendación es que toda mujer en el posparto consulte con un especialista que revise el suelo pélvico y valore cómo estamos y qué necesitamos de forma personalizada. No debemos tener la falsa idea de que, por estar haciendo media hora de ejercicios en casa, solucionaremos toda la problemática.

Desde matertraining os animamos a cuidaros y tomar consciencia del suelo pélvico. Buscad ayuda y dedicaros un tiempo a vosotras mismas.

Dra. Sandra Gómez Carballo

Ginecóloga y obstetra del Equipo de Mater Training

By | 2017-05-30T11:16:47+02:00 24 marzo, 2015|0 Comments

About the Author:

Médico Especialista en Obstetricia y Ginecología en el Hospital General de Cataluña y en Centro Ginac. Especialista en Suelo Pélvico. Madre de dos princesas. Apasionada de la mujer y la maternidad.

Leave A Comment

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies