¿Cómo es el sexo durante la lactancia?

Home/noticias/¿Cómo es el sexo durante la lactancia?

¿Cómo es el sexo durante la lactancia?

 

La respuesta a esta pregunta tan impactante es tan variada como variados y diferentes somos los seres humanos. Haciendo honor a mis orígenes gallegos tengo que decir que depende. Bien,  aunque esté muy orgullosa de estos orígenes, no soy de dar respuestas a medias y por eso vamos a explicar en este artículo como afecta la lactancia a la vida sexual y qué podemos hacer para que la lactancia no sea un impedimento para mantener una vida sexual saludable.

 

Quiero empezar haciendo un apunte a lo que considera la OMS “salud sexual” :

La salud sexual es definida por la Organización mundial de la Salud (OMS) como un estado de bienestar físico, emocional, mental y social, relacionado con la sexualidad; la cual no es solamente la ausencia de enfermedad, disfunción o incapacidad. Para que la salud sexual se logre y se mantenga, los derechos sexuales de todas las personas deben ser respetados, protegidos y ejercidos a plenitud.

Como veis la propia OMS hace referencia a muchos factores que pueden influir en la salud sexual: bienestar físico, bienestar emocional, bienestar mental y bienestar social.

Para un sexo saludable el individuo debe sentirse bien de salud, bien con uno mismo y bien con los que le envuelven.

¿La lactancia permite todo esto? En Matertraining creemos que sí, que si bien es cierto que la lactancia produce cambios en todas las esferas de la vida de la mujer, estos cambios son asumibles entendiendo bien qué es lo que ocurre y qué podemos hacer para adaptarnos.

El primer cambio sustancial que produce la lactancia sobre la vida sexual de la mujer es el propio hecho de ser madre. Es decir, la razón inherente a la lactancia es la maternidad. Y eso precisamente, ser madre, es el primer cambio para todas las mujeres. Se produce un cambio abismal. De repente pasamos de cuidar de nosotras a cuidar de otro ser, el bebé, además de nosotras (y de otras muchas cosas que nos envuelven…). La preocupación por el bienestar del recién nacido puede provocar el abandono de otras preocupaciones… entre ellas, el sexo. ¿Cómo voy a pensar en sexo si el bebé no para de llorar, no puedo dejar de darle el pecho, no puedo descansar y encima mira qué cuerpo tengo después de dar a luz?

Esto es lo que se le pasa a la gran mayoría de mujeres que recién han tenido un bebé cuando les preguntamos por su vida sexual.

Y claramente es cierto pero no durante todo el tiempo que dura la lactancia. Esa es la realidad casi siempre durante la cuarentena.

Durante el primer mes las tomas son a demanda, estas pueden ser cada 1 o 3 horas, el cuerpo todavía se está recuperando y las relaciones sexuales aunque no están contraindicadas, no son recomendables.

No las recomendamos porque en algunos casos de parto vaginal y en todas las cesáreas, hay cicatrices en proceso de curación y por lo tanto pueden ser francamente dolorosas o provocar algún tipo de problema médico evitable. Sin embargo en los casos de no haber cicatrices o cuando éstas ya están curadas y bien cicatrizadas no hay contraindicación aún no habiendo finalizado la cuarentena como tal. No obstante, ante la duda, la comadrona o el ginecólogo siempre acabaran dando la recomendación más oportuna en cada caso.

¿Qué hay que tener en cuenta en el momento de reiniciar las relaciones sexuales? Debemos saber que la vagina está distinta. La lactancia produce una bajada de estrógenos que son unas hormonas que permiten la lubricación y la esponjosidad de la mucosa vaginal. Esto hace que la vagina esté más seca, menos elástica y por lo tanto la penetración pueda doler. No siempre es igual, cada mujer tiene una respuesta distinta a este cambio hormonal, pero como norma general, la vagina es más sensible.

Para mejorar este estado es muy útil utilizar lubricantes en el momento de la relación sexual para permitir que la penetración sea placentera y no dolorosa.

Además en casos en que la sequedad sea más intensa, que suele pasar a los meses de estar dando el pecho y sin que vuelva el período menstrual (momento en que los estrógenos vuelven a aumentar) se pueden utilizar hidratantes vaginales. Estos son unos geles o cremas que se aplican dentro de la vagina de manera regular: 2 o 3 veces a la semana, y permiten que la mucosa vaginal retenga agua y esté por lo tanto, más hidratada.

La combinación de lubricantes e hidratantes durante el tiempo que dure la lactancia son la herramienta perfecta para conseguir que las relaciones sexuales sean agradables y no exista dolor.

En ningún caso existe contraindicación a la hora de usar lubricantes o hidratantes mientras se está dando el pecho. Pero debemos consultar a profesionales para elegir los más adecuados. El médico de familia, la comadrona o el ginecólogo os pueden ayudar en estos casos a elegir el producto que mejor se adapta a cada una de vosotras.

¿Por qué es tan importante no tener dolor?

El dolor hace que la relación sexual no sea placentera, produce sensaciones negativas, de tal forma que puede provocar una reacción de evitación posterior y por lo tanto un círculo vicioso donde las relaciones son cada vez más desagradables y cada vez menos frecuentes, menoscabando la relación de pareja.

A nuestras pacientes les debemos animar a retomar la vida sexual, a no tener miedo. El sexo representa un escenario donde desarrollar la pasión y el amor de la pareja. Tener un hijo es un paso más en el desarrollo de pareja y no debe ser un impedimento para desarrollar la vida sexual. Que, por otro lado, es tan importante para reforzar los lazos de la relación.

En aquellos casos en que, a pesar de utilizar medidas para disminuir el dolor  o sin presentar dolor, hay impedimentos para tener una vida sexual normal, recomendamos consultar con un especialista para poder orientar la situación y poner remedio lo antes posible.

Está demostrado que problemas sexuales que aparecen tras dar a luz, si no se resuelven a tiempo, pueden generar trastornos en la vida sexual de por vida y por tanto afectar no sólo a la pareja sino también al bienestar individual de la mujer y del hombre.

Encontraréis mucha más información en nuestros cursos que podéis encontrar en www.matertraining.com.

Espero haber resuelto dudas en relación a este tema tan importante y del que tan poco hablamos.

By | 2019-06-14T20:27:25+02:00 8 octubre, 2017|0 Comments

About the Author:

Médico Especialista en Obstetricia y Ginecología en el Hospital General de Catalunya y Clínica del Vallès. Enamorada de mi profesión y comprometida con la Atención a la Salud de la Mujer.

Leave A Comment

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies