¿Doctora, me puedo bañar estando embarazada?

Home/noticias/¿Doctora, me puedo bañar estando embarazada?

¿Doctora, me puedo bañar estando embarazada?

 

beautiful-young-1434863_1920En estas fechas del año no hay embarazada que no pregunte por si puede o no puede bañarse. ¿En playas? ¿en piscinas públicas? ¿ en piscinas privadas?

Y la respuesta que se puede encontrar de los diferentes profesionales puede ser diferente, y es que no hay consenso sobre el tema. No hay estudios científicos que aclaren este punto. Por tanto, lo que os explicaré en este post es una opinión personal, surgida de mi sentido común, conocimientos científicos y experiencia.

Como ya hemos repetido muchísimas ocasiones, la embarazada no es una enferma y debe llevar una vida normal ( siempre y cuando tu vida normal no sea “una vida de locos”). Y una vida normal, en verano, incluye ir a la playa o a la piscina con amigos y familiares.  Y obviamente, darte un bañito independientemente de las semanas de gestación en las que estés.  Durante el baño, es muy saludable que nades (idealmente a espalda para evitar lesiones) o simplemente que dejes descansar tu musculatura pélvica flotando en el agua. El baño te irá muy bien para mantenerte en forma, para que disminuyan los dolores pélvicos y para que vuelvas a verte los tobillos que tan hinchados están durante los meses de calor.

El único punto conflictivo que hay en esto de los baños es en aquellas embarazadas que estén dilatadas, hayan expulsado el tapón mucoso o hayan roto aguas. Mi opinión, es que evitaría un baño en una piscina pública en todas estas situaciones. El motivo es el riesgo de infección, pues se han roto las barreras naturales que protegen al feto  de las infecciones externas y parece de sentido común que los diferentes microorganismos puedan ascender por la vagina y llegar al bebé. Diferente es un baño en casa, que en estas situaciones suele ser muy agradable y ayudar en las etapas siguientes.

matronatacioY, ¿ cómo sé si he expulsado el tapón mucoso o he roto aguas? La mayoría de ocasiones la mujer embarazada identifica perfectamente estas situaciones, si expulsas el tapón mucoso verás un flujo mucho más espeso, manchado muchas veces de restos de sangre. Si rompes aguas, perderás un liquido por genitales de forma continua, que lo diferenciarás del agua de la piscina o playa porque será más caliente y porque no cesa de salir en las siguientes horas.

Por último, me gustaría daros un par de consejos para estos meses de calor: recordad poneros una alta protección solar para evitar quemaduras y manchas oscuras en la piel, insistid en hidrataros correctamente bebiendo agua o cualquier otro líquido y por último, no olvidéis de cambiaros el bañador mojado por uno seco para evitar así, las tan molestas infecciones vaginales.

¡Disfrutad del verano y de las tan ansiadas vacaciones, yo os prometo que lo haré!

By | 2017-05-30T11:16:43+02:00 24 julio, 2016|0 Comments

About the Author:

Médico Especialista en Obstetricia y Ginecología en el Hospital General de Cataluña y en Centro Ginac. Especialista en Suelo Pélvico. Madre de dos princesas. Apasionada de la mujer y la maternidad.

Leave A Comment

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies