RECOMENDACIONES PARA VIAJAR ESTANDO EMBARAZADA

Home/noticias/RECOMENDACIONES PARA VIAJAR ESTANDO EMBARAZADA

RECOMENDACIONES PARA VIAJAR ESTANDO EMBARAZADA

mocador per finestra

Ahora que estamos en época estival y de vacaciones es cuando más se viaja. Y una de las consultas más frecuentes de la embarazada es si puede viajar, coger un avión, etc.

Aquí resolveremos muchas dudas o preguntas que seguramente os estaréis haciendo al respecto.

 

¿Cual es el mejor momento para realizar un viaje?

El momento ideal para realizar un viaje es en el 2º trimestre de gestación, entre las 14 y las 30 semanas aproximadamente, porque los síntomas que típicos del primer trimestre probablemente habrán desaparecido, será improbable que se precipite el parto y el abdomen es discreto y permitirá una buena movilidad. Aun así, si se ha realizar un viaje antes, se aconseja hacer antes la primera visita para detectar posibles riesgos.

¿Qué clase de viajes puedo hacer?

Los viajes durante el embarazo pueden ser por ocio y descanso o por trabajo.

Se deben evitar viajes a zonas geográficas con riesgo de enfermedades infecciosas y zonas endémicas de enfermedades severas transmitidas por mosquitos (malaria), agua o alimentos, y es preferible que la zona tenga asistencia médica en condiciones suficientes para nuestro estado. Se desaconsejan los viajes de aventura por el riesgo de caídas que conllevan, como por ejemplo el ski acuático, el canoying, motos acuáticas y de nieve, puenting, escalada,…, y también se desaconsejan otros que pueden ser peligrosos para el feto como puede ser el submarinismo.

Si el viaje es por trabajo se aconseja tener una buena planificación de éste para poder recuperarnos y tener tiempo para descansar, y sobretodo realizar una dieta equilibrada.

 

¿Dónde puedo ir?

Debemos tener en cuenta unas precauciones a la hora de planificar un destino:

  • Atención y disponibilidad médica adecuada
  • Área geográfica sin peligro de enfermedades trasmisibles
  • Si queremos ir a un destino exótico primero es importante que nos informemos en departamentos de “medicina tropical o del viajero” y advertir que estamos embarazadas para planificar las vacunaciones necesarias. Durante el embarazo no se pueden administrar vacunas con microorganismos vivos atenuados.
  • Si la zona a visitar es de gran altitud es aconsejable que no se sobrepasen los 3000 metros y que se realice una adaptación progresiva.
  • Si vamos a zonas costeras, de playa o tropicales donde hace mucho calor y humedad, tenemos que tener en cuenta que la embarazada tolera mal el calor, pudiendo presentar mareos con bajadas de tensión. Es muy importante hidratarse a menudo

¿Cuáles son las contraindicaciones para viajar estando embarazada?

En general se desaconseja viajar durante el embarazo a mujeres con malos antecedentes obstétricos previos (abortos, partos prematuros, etc), alteraciones de la placenta (placenta previa o baja), hemorragias, embarazos múltiples o complicados o patologías maternas graves.

Antes de planificar el viaje es importante comentarlo con el ginecólogo o la comadrona.

 

¿Puedo viajar en avión?

El medio de transporte más indicado para largas distancias es el avión, tanto estando embarazada como no.

Los detectores de los aeropuertos no suponen ningún riesgo para el feto y las embarazadas pueden pasar por ellos sin ningún problema.

Lo que sí tenemos que tener en cuenta es que la gestante tiene más riesgo de  sufrir “el síndrome de la clase turista”, es decir, de tener una trombosis en las piernas debido a largos periodos sin moverse. Esto es debido a que el aumento del volumen del útero dificulta la circulación de la sangre a través de las venas. Por ello se recomienda moverse y caminar cada hora durante el vuelo para disminuir la hinchazón y mejorar la circulación sanguínea.

Se recomienda que la ropa durante el trayecto sea cómoda, ligera y no ajustada.

Es aconsejable consultar con la compañía aérea para confirmar hasta qué semana permite volar a las embarazadas, que suele ser sobre la semana 34-35, y también hay que tener en cuenta que algunas aerolíneas solicitan una autorización médica escrita a partir de ciertas semanas de gestación.

 

mans inflades

¿Puedo viajar en tren?

En Renfe se puede viajar hasta una semana antes de la fecha prevista del parto, pero siempre con autorización médica.

El tren es el medio de transporte muy recomendable y tiene ventajas sobre el automóvil y el autobús: no es obligatorio permanecer sentada todo el rato, y la mujer puede moverse más fácilmente, caminar y estar de pie. También hay la posibilidad de realizar trayectos largos de noche en coche-cama.

 

¿Debo utilizar el cinturón de seguridad?

La legislación española no obliga a la mujer embarazada a usar el cinturón de seguridad. El RACE (Real Automóvil Club de España) ha reclamado al gobierno que la obligue a usar el cinturón. Según un estudio de la Universidad de Michigan la mayoría de lesiones graves en gestantes se producían en aquellas que no lo llevaban en el accidente.

La recomendación es que se ha de colocar con la banda inferior por debajo del abdomen ajustándolo al máximo sobre las caderas, y la banda frontal o diagonal debe pasar sobre la clavícula y por medio de los pechos, rodeando el abdomen.

El air-bag se aconseja que esté a una distancia de 25 cm, y si la embarazada es la conductora, se recomienda alejar lo que se pueda el volante del abdomen y parar a menudo en trayectos largos (cada 90 minutos) para caminar y estirar piernas.

 

¿Y en barco, también puedo viajar?

También se puede viajar en barco y realizar un crucero si el embarazo no es de riesgo, aunque es recomendable preguntar a la compañía, porque algunas líneas tienen restricciones a partir de la semana 30 de embarazo y otras solicitan autorización escrita por parte del médico. También es aconsejable informarse y asegurarse de que hay servicio médico a bordo.

Una vez ya en el barco y empezando el viaje no está de más visitar al facultativo médico de la compañía para presentarse y enseñar la historia clínica por si pasara algún contratiempo.

 

¿Qué precauciones debo tener viajando en autobús?

Los trayectos cortos en autobús no suelen plantear problemas. En trayectos largos, como en los que realizan en coche,  se aconseja realizar paradas para estirar piernas y caminar. Si es posible es mejor evitar las aglomeraciones en horas punta, y lo más conveniente es viajar sentada.

Y, para acabar, como recomendación principal y básica es que, siempre que se viaje tanto por dentro como fuera de nuestro país, llevemos con nosotras un resumen del historial de nuestro embarazo, con todos los datos en orden y las pruebas realizadas, tanto analíticas como ecografías. Y, por si acaso ocurre algo antes de salir, a la hora de reservar el viaje no es mala idea contratar un seguro de cancelación por si finalmente no podemos ir.

 

… Y ¡feliz viaje!

By | 2017-05-30T11:16:46+02:00 20 julio, 2015|0 Comments

About the Author:

Comadrona en Atención Primaria y en el Hospital General de Catalunya. Privilegiada por tener una de las profesiones más bonitas.

Leave A Comment

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies